Mom and newborn sleeping

Hace unas semanas, escribí en el blog sobre el tema de respetar las otras formas de crianza. Pero es que lo que defiende el «señor» Estivill no es crianza, es maltrato. Puedes decidir colechar con tu bebé, usar una cuna, adosarla a la cama… En fin, hay multitud de maneras de dormir, tantas como familias, pero de ahí a cerrar la puerta y dejarles llorar desatendiendo sus necesidades hay un abismo.

Y es que, como ya sabéis, está demostrado que dejar llorar a un bebé solo en su habitación, además de ser aberrante e ir en contra del instinto natural de cualquier padre, tiene graves repercusiones negativas en ese niño y el adulto que será. Lesiones cerebrales, estrés, ansiedad, depresión… No le estamos enseñando nada. Buscamos la comodidad de los bienintencionados padres para que puedan dormir más horas y ¿mejor? sin tener en cuenta las terribles consecuencias de desatenderles cuando lo necesitan.

Lo que más rabia me da es que hay muchas personas que creen que es lo más acertado, que tienen que ser fuertes porque eso beneficia a sus hijos y que, aunque lo pasen mal, a la  larga es mejor. Por eso ha hecho tanto daño este método, porque hace creer que es beneficioso para todos. Y es un grave error.

De hecho, hay papás que lo aplican y en ocasiones no consiguen cumplirlo a raja tabla o deciden «ceder» de forma excepcional. Sin embargo, no quieren reconocerlo en público ya que sienten que han sido débiles, que han fallado en la dura tarea de doblegar a sus hijos, cuando lo único que han hecho (por suerte) es dejarse guiar por su corazón, olvidarse de lo que se supone que tienen que hacer y escuchar a su instinto, consolar a sus pequeños y mecerlos entre sus brazos.

#desmontandoaEstivill

El caso es que todo esto viene a raíz de que, el próximo 29 de junio, se celebra el Día mundial del Sueño Feliz y para promoverlo ha nacido una iniciativa en las redes sociales. Pretendemos que el día 29 el hashtag de Twitter #desmontandoaEstivill se convierta en Trending Topic (es decir, que esté en los puestos más altos, que sea noticia) y que blogs, páginas y perfiles de Facebook se llenen de mensajes a favor del Sueño Feliz.

Así que desde aquí os invito a hablar del tema, a «darle bombo» en vuestras redes y que se corra la voz. ¿Cómo podeís colaborar?

  • Sumándoos al grupo de Facebook o al evento.
  • Anunciando este evento en vuestro blog, especificando que el hashtag  #desmontandoaEstivill solo hay que usarlo el día 29 en Twitter y publicando otro post el 29 contando vuestra experiencia sobre el Sueño Feliz.
  • Compartir el día 29 (y nunca antes) todos los artículos, citas y testimonios que conozcáis sobre el Sueño Feliz a través de vuestro perfil o página de Facebook y a través de Twitter.
  • Twittear y retwittear el día 29 (y nunca antes) todas las razones que tenéis para acompañar a vuestro hijo a dormir, todos los argumentos científicos que encontréis y todas las ideas que quieráis, bajo el hashtag #desmontandoaEstivill.
  • Hasta ese día, podemos usar en Twitter el hashtag #DiaMundialSueñoFeliz29J para ir creando expectativas y darlo a conocer.

Si queréis saber un poco más, en la red hay infinidad de artículos que hablan acerca del Sueño Feliz o de las consecuencias de aplicar métodos como el «Duérmete niño» de Estivill (como por ejemplo éste) o el testimonio de unos padres arrepentidos que aplicaron el método Ferber (el precursor americano del método Estivill), en el Blog Alternativo aunque, si os soy sincera, ni siquiera he sido capaz de leerlo hasta el final…

Os copio algunos enlaces interesantes por si os apetece echarles un ojo:

Así que ya sabéis, el día 29 todos en Twitter. ¡¡Por los sueños de nuestros bebés!!

comparte