5 ideas fáciles para fomentar la autonomía de los niños en la cocina

A veces lo más fácil se nos olvida. No sé si me pasa sólo a mí, que soy bastante despistada, o si por ser tan evidente no nos damos ni cuenta. Hoy os traigo cinco ideas muy sencillas para fomentar la autonomía de los niños en la cocina.

Lo cierto es que, en general, siempre pensamos en que todo esté a su altura para hacerles más autosuficientes. Los percheros para los abrigos y las mochilas, los juguetes a su alcance, los cuentos… Pero ¿y la comida, que puedan comer y beber cuando tenga gana sin que necesiten recurrir a nosotros? A mí se me había pasado un poco por alto pero es muy fácil, vereís.

1. Menaje a su altura

Tan simple como colocar algunos platos y cubiertos en un cajón o en un estante al que puedan acceder sin ayuda. También podemos colocar en él las servilletas y los vasos, tanto para que puedan servirse ellos solos como para que puedan ayudar a poner la mesa (que generalmente les encanta).

ninos_en_la_cocina_3

Cuando son muy pequeños yo sí que suelo utilizar vasos y platos de plástico, por si se caen. Pero enseguida (diría que a los dos años y medio o así) pasamos a los de loza. Y lo cierto es que, salvo las cucharas, los cubiertos de plástico tampoco nos hacen demasiada gracia, son poco «efectivos» diría yo, preferimos usar los mismos que para los mayores.

2. El estante más bajo de la nevera

Me contaba una vez Bea que ella en casa no tiene problema porque su nevera es de las antiguas (con el congelador arriba), lo que pasa es que ahora casi todas son al revés… Así que reservar el estante más bajo de la nevera para los niños, donde lleguen solos, es una idea estupenda. Ellos se sienten felices de saber que ésa es «su zona» y veréis cómo los más pequeñines se enorgullecen de abrir y cerrar la nevera para coger lo que necesitan (yogures, fruta…).

3. Un taburete

Nosotros teníamos uno pero resultaba demasiado bajo, así que compramos el taburete BOLMEN de Ikea y nos ha ido genial. Es barato y tiene el tamaño perfecto. Además, como pesa poco, los niños lo pueden coger y mover donde necesiten para alcanzar sus cosas. Es muy gracioso ver lo bien que se desenvuelven con él en la cocina (bueno, y en cualquier parte de la casa) cuando tienen algo más de práctica, ¡no paran y llegan casi a cualquier parte!

4. Comida a su alcance

Depende de la cocina de cada uno. Quizás un cajón, un armarito… Un lugar  donde guardar sus cereales, galletas, fruta o lo necesario para prepararse un buen aperitivo. Al igual que ese espacio de la nevera, el hecho de tener un cajón con sus cosas funciona muy bien y les reconforta porque, en cuanto tienen hambre, corren a la cocina a coger algo ellos solos.

5. Una jarra

Aunque puedan llegar al grifo con ayuda de su taburete, suele ser útil que tengan a mano una jarra para llenar y servirse solos. Es otra de las cosas que aprenden a hacer muy pronto y que les gusta mucho.

Como veréis son cosas sencillísimas y la verdad es que, en cuanto lo meditas, inmediatamente te vienen a la cabeza varias ideas y la forma de recolocarlo todo un poco para ponérselo algo más fácil. Además, así fomentamos su autonomía y les permitimos hacer por ellos mismos (siempre tienen más capacidad de lo que nos creemos, lo que pasa es que a veces nos supera el miedo o tardamos menos si lo hacemos nosotros, y por eso no les permitimos ni siquiera intentarlo…).

Por otro lado, es muy importante (y satisfactorio y cómplice) explicarles cada uno de los pasos que vayáis tomando. Por ejemplo, cuando hayáis encontrado un hueco para ellos en la nevera, se lo explicáis y podéis prepararlo juntos. Os aseguro que les gustará.

También ayuda mucho cocinar con ellos. Es increíble todo lo que puede cocinar un niño pequeño, a mí todavía me sorprende. Elena incluso corta con el cuchillo y siempre ando un poco en vilo pero, si le permito hacer, después me doy cuenta de que sabe y de que puede.

5 ideas fáciles para fomentar la autonomía de los niños en la cocina ninos_en_la_cocina_5

Nada más por hoy. Espero que os animéis con alguna de estas ideas y de que permitáis que vuestros pequeños gourmets empiecen a desenvolverse solos en la cocina. ¡Todos saldréis ganando!

Feliz viernes y ¡feliz finde!

comparte