Imprimible comida de juguete.Set de desayuno, galletas, zumo, leche, cereales y té

¿Recordáis el descargable que publiqué para el día de la madre? Pues bien, mientras lo preparaba, se me ocurrió hacer lo mismo pero para poder jugar. ¡Juguetes imprimibles!

Cuando era pequeña, recuerdo que solían rondar por casa los juguetes de papel. Desde muñecas recortables hasta una caravana o un coche de juguete. Me gustaban porque primero había que montarlos y eso los hacía algo más especiales, algo más tuyos. Con este imprimible, basta tener una impresora y algunas cartulinas y podremos compartir con nuestros hijos esa misma sensación.

Como en casa somos muy de jugar a las cocinitas (la cocinita de juguete que hicimos y el mercadito de Legler están más que amortizados, creo que no hay día que no juguemos con ellos un rato), decidí crear un «set de desayuno» con lo más básico. Un brick de zumo, un brick de leche, una caja de galletas, otra de cereales y, para los que prefieren las infusiones, una cajita de té. ¿Queréis ver cómo han quedado?Imprimible comida de juguete.Set de desayuno, galletas, zumo, leche, cereales y té

Al final me decanté por la leche de vaca, porque es la más común, pero ya ando pensando en posibles alternativas, como leche de oveja o leche de almendra, todo se andará 😛

Imprimible comida de juguete. Brick de leche Imprimible comida de juguete. Brick de leche Imprimible comida de juguete. Brick de leche

Imprescindible. Una caja de cereales, para empezar la mañana con energía.

Imprimible comida de juguete. Caja de cereales Imprimible comida de juguete. Caja de cereales Imprimible comida de juguete. Caja de cereales

Siempre es mejor un zumo de naranja recién exprimido pero, para los casos más socorridos, tiramos de brick. Eso sí, 100% natural 😉

Imprimible comida de juguete. Brick de zumo Imprimible comida de juguete. Brick de zumo Imprimible comida de juguete. Brick de zumo Imprimible comida de juguete. Brick de zumo

¿Y qué sería de un desayuno clásico sin las galletas María de toda la vida? ¡Que no falten! Además, en el descargable os he dejado una página con galletas para que podáis recortarlas si os apetece (ideal si tenéis un troquel redondo de 35 mm. o de 50 mm.).

Imprimible comida de juguete. Caja de galletas Imprimible comida de juguete. Caja de galletas Imprimible comida de juguete. Caja de galletas Imprimible comida de juguete. Caja de galletas Imprimible comida de juguete. Caja de galletas

Y por último, para los que prefieren las infusiones, una cajita de té. Nunca está de más 🙂

Imprimible comida de juguete. Caja de té Imprimible comida de juguete. Caja de té Imprimible comida de juguete. Caja de té

Lo bueno de estos juguetes es que, si tenéis niños pequeños, podéis ayudarles a imprimirlos y pegarlos y, si son más mayores, se entretienen montándolos ellos solos. En cualquier caso, una idea divertida para pasar cualquier fría tarde de otoño o esos fines de semana tontorrones que no sabemos qué hacer en casa.

Podéis descargar el imprimible con el set de desayuno en este enlace y, si os apetece, podéis compartir vuestras fotos en Instagram con los hashtag #jugandoalascocinitas y #juguetesdepapel ¿Os animáis?

Recomendaciones de montaje

  • Salvo el té, el resto de cajas se montan utilizando dos hojas.
  • Es mucho mejor, si lo imprimís en papel grueso o cartulina y, para los pliegues, os recomiendo utilizar un bolígrafo que no pinte o algo similar para marcar bien las dobleces.
  • Yo lo pegué todo y sin ningún problema con cola blanca, pero es preferible no echar demasiada y esparcirla bien para evitar los pegotes. Os podéis ayudar de alguno de los retales de papel que sobran de cortar las plantillas a modo de «paleta».
  • Si alguno de los cortes os queda «astillado», podéis ayudaros de una lima suave. Conseguiréis un acabado perfecto.

Y hasta aquí la primera entrega de los juguetes de papel imprimibles. Me parece que se ha encendido la mecha, y ahora ya no puedo parar de pensar 😛

Que lo disfrutéis. ¡Feliz jueves!

comparte