Pues sí, después del parón del verano, vuelvo para contaros que para Reyes aproximadamente ¡¡seremos uno más en la familia!!

Silueta embarazo. Sombra sobre la arena, fotografía de Ahora soy mamá

Acabamos de pasar el ecuador del embarazo y todo marcha estupendamente. Estamos muy ilusionados. Ya sabemos seguro que será un niño, aunque todavía no hemos decidido nombre (en mi opinión, tarea tremendamente complicada).

La verdad es que el primer trimestre estuve totalmente desconectada del mundo y dejé de escribir en el blog. Normalmente le dedicaba mis pequeños ratos de por las noches pero, como me sentía tan cansada, terminaba cada día en la cama a la misma hora que Elena.

Pero ahora me encuentro mucho mejor y, aunque sigo acostándome mucho más temprano que antes, me siento con más energía, así que espero poder seguiros contando cositas.

La verdad es que, al principio, estaba muy asustada. Se abarrotaban las preguntas en mi cabeza. ¿Otra vez mamá? ¿Y Elena? ¿No es demasiado pequeña? ¿Cómo se sentirá? ¿Podré querer al nuevo bebé tanto como a ella? ¿Podré dedicarles a cada uno el tiempo que necesitan?

Entre las infinitas dudas que hacían cola una detrás de otra sin dejar tiempo a la siguiente para poder darles una respuesta y las náuseas y el mal cuerpo (que, por lo menos en mi caso, eso de que «cuando es niño las primeras molestias del embarazo son más leves» nanai de la China), se consumían mis fuerzas y llegaba al final del día con las energías bajo mínimos.

Sin embargo, poco a poco, todo empieza a fluir, el cuerpo se va asentando, la barriga empieza a crecer, empiezas a notar cómo tu bebé hace por lo menos volteretas ahí adentro y terminas dejándote llevar y confiando en que todo saldrá bien.

Así que espero seguir dando un poco de guerra por aquí. De hecho, tengo algún proyecto entre manos que ¡deseo poder contaros muy pronto!

Por ahora, le he querido dar un nuevo aire al blog y componerlo a dos columnas y también le estoy cogiendo el gustillo a Instagram y decidí pasar las fronteras del anonimato y colgar alguna que otra foto de Elena y mía. Si os animáis también podemos vernos por allí.

¡Feliz miércoles y gracias por vuestra paciencia!

comparte