Francesco Tonucci es un maestro, pedagogo y dibujante italiano que se ha dedicado a estudiar el pensamiento y el comportamiento infantil durante toda su carrera. En 1991 creó un proyecto llamado «La ciudad de los niños» para readaptar los espacios públicos a los más pequeños y escuchar lo que estos tienen que decir al respecto. Y es que las ciudades se han convertido en un lugar peligroso y difícil para el juego del niño. Muchos automóviles, muchos comercios y poco espacio para jugar.

Imagen de previsualización de YouTube

Tonucci reivindica espacios seguros donde los niños puedan explorar, saltar, subirse a los árboles y en definitiva jugar. Vivir experiencias por ellos mismos, concederles libertad y darles autonomía. Permitirles jugar ajenos a la mirada del adulto.

«Los pequeños no quieren estar recluidos en su habitación para jugar, ni en ludotecas, ni en todos esos espacios que construimos para que estén controlados».

La infancia se hace cada vez más corta, mucho tiempo en el colegio desde pequeños, muchos deberes, infinidad de actividades extraescolares, y el juego es fundamental para un desarrollo saludable durante la infancia. «Los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo serán adultos mejores».

«Los niños aprenden mucho más jugando que estudiando, haciendo que 
mirando. El juego que hacen solos sin el control de los adultos es 
la forma cultural más alta que toca un niño».

Según Tonucci, «la soledad del niño» es una de las enfermedades de nuestra sociedad actual, donde los adultos siguen un ritmo atropellado privando a los pequeños de vivir como niños. Es triste ¿no?

40 años con ojos de niño

Ha publicado un libro con sus dibujos, que firma bajo el seudónimo de Frato, llamado «40 años con ojos de niño». Sus viñetas nos muestran, siempre bajo la mirada del niño, lo incoherente y absurdo que puede llegar a ser el mundo adulto para los pequeños, una reflexión obligada a nuestras costumbres y hábitos que lejos están de satisfacer las necesidades básicas de la infancia. Un mundo egoísta donde tener a los niños controlados para poder continuar con nuestro poco saludable ritmo frenético.

Éstos son algunos de sus dibujos.

Francisco Tonucci, las viñetas de Frato Francisco Tonucci, las viñetas de Frato Francisco Tonucci, las viñetas de Frato Francisco Tonucci, las viñetas de Frato

comparte