Primer encuentro #hoyleemos Logo diseñado por Ahora soy mamá

Y, lo que iba a ser un café, se convirtió en un encuentro de más de veinte personas y un tarde estupenda. El primer encuentro #hoyleemos fue todo un éxito.

Todo surgió a raiz del hashtag #hoyleemos que lanzó en su día en Instagram Carmen, de La gallina pintadita, con el que recomendar y compartir opiniones sobre lecturas y cuentos infantiles en un mundo donde, muchas veces, dada la cantidad y la gran variedad que existe, se nos hace difícil elegir.

Y entonces Beatriz Millán, a quién por cierto cada día admiro y adoro como persona más y más, se le ocurrió organizar un encuentro en torno a la literatura infantil, para fomentarla, disfrutarla con nuestros hijos y aprender a sacarle más partido. En pocas semanas, la idea fue cogiendo forma y terminó conviertiéndose en algo realmente especial, con un programa y unos colaboradores de lujo.

Nos reunimos en el Mallorca Market de Madrid, un espacio acogedor y recogido que, en poco tiempo, pasó a convertirse en una bonita sala de cuentacuentos llena de padres y niños, con muchas caras amigas, un pequeño patio reservado para la animación infantil y un precioso showroom.

Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos

Los stands no podían ser más apetecibles. La Mar de Letras, La Librairie y Living Baby con maravillosos títulos y publicaciones, las cosas rebonitas de Mon Petit Retro, los detalles de Tipi Too y los irresistibles juguetes de el Lobo Feliz. Imposible decidirse entre tantos tesoros.

Primer encuentro #hoyleemos La Librairie. Primer encuentro #hoyleemos Cristina de Froggies. Primer encuentro #hoyleemos Tipi Too. Primer encuentro #hoyleemos Lobo Feliz. Primer encuentro #hoyleemos Lobo Feliz. Primer encuentro #hoyleemos

Tras una pequeña introducción y las presentaciones de los asistentes para conocernos un poquito más, Cristina de Froggies nos conquistó a todos con su taller para padres «Sintiendo los cuentos», una visión diferente sobre cómo acoger los títulos que nos proponen nuestros hijos y la posibilildad de traspasar el papel y poder imaginar, pintar o sentir las historias desde dentro, integrandólas como algo nuestro. Después, nos presentó su libro de juegos «Chachi comula di bu» que, además, sorteó improvisando un juego.

Beatriz Millán. Primer encuentro #hoyleemos

Beatriz Millán

Carmen, La gallina pintadita. Primer encuentro #hoyleemos

Carmen, La gallina pintadita

Cristina de Froggies. Primer encuentro #hoyleemos

Cristina de Froggies

Mientras, los pequeños merendaban y se entretenían con la animación de Froggies. La verdad es que los pintacaras son una pasada.

Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos

Después de una pequeña pausa para picotear y charlar un rato, nos juntamos en esta ocasión niños y mayores para escuchar a Beatriz Aguado y su taller «A ver cómo te lo cuento!».

Con sus marionetas y canciones, consiguió enseguida meternos a todos en el bolsillo. Me encantó su manera de contar, de entonar y de incluir sencillas cancioncillas en los cuentos para captar la atención de los más pequeños. Nos enseñó pequeños trucos y nos explicó cómo podemos adaptar las historias pero siempre respetando las tradiciones y formatos como «Había una vez» o «colorín colorado, este cuento…».

Beatriz Aguado, regadera de cuentos. Primer encuentro #hoyleemos

Beatriz Aguado, Regadera de cuentos

Beatriz Aguado, regadera de cuentos. Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos

Como podéis ver, hasta se pasaron por allí las cámaras de Telemadrid, aunque al final no sé si en algún momento ha salido publicado. Pero vamos, que por faltar no faltó ni la tele 😛

Beatriz Millán. Primer encuentro #hoyleemos Primer encuentro #hoyleemos

La guinda del pastel fueron los títulos y sorpresas cedidos por Editorial Juventud, Kalandraka, My Little Book Box, Picarona, Lata de Sal y Érase dos veces, las publicaciones de Prepapá, que nos sacaron a todos una sonrisa y nos dejaron muy buen sabor de boca.

Desde luego una tarde genial que espero sea el principio de algo más.

Gracias a súper Clara B Martin por sus (como siempre) preciosas fotografías, a Bea Millán por su esfuerzo e ilusión (y por confiar en mí para crear el logo), a los papás que estuvieron pendientes de la chiquillería mientras algunas estábamos de palique y, en definitiva, a todos los que lo hicísteis posible. Desde luego que así da gusto.

Hasta aquí la crónica del primer encuentro #hoyleemos ¿Habrá pronto una segunda? Qui lo sá, pero espero que sí.

¡Feliz martes!

comparte