Una biblioteca para niños con especieros de Ikea

En casa tenemos una pequeña librería de cuentos que, en cada mudanza, se viene con nosotros.

Es muy sencilla y, además de decorativa, es muy práctica para los niños porque puedes ponerla a su altura para que alcancen fácilmente los libros.

Se trata de unos pequeños especieros de pared de Ikea que utilizamos para colocar los libros de frente, de modo que en lugar de verlos de canto se distinguen las portadas a primera vista.

Además, ocupa my poco espacio y se puede ubicar en cualquier pared libre. De hecho, en nuestra anterior casa, lo teníamos colocado en la entrada, por eso digo que basta con encontrar un hueco.

Si además de utilizarlo para coger y dejar los cuentos quieres crear un pequeño rincón de lectura, basta con acondicionar el espacio con alguna alfombra, cojines o una lamparita.

Ahora mismo lo tenemos en el salón porque es donde hacemos más vida y como os comentaba, además de práctico, le da un toque de color al espacio.

Algunos domingos por la mañana, nos quedamos en casa en pijama remoloneando un rato, sobre todo en invierno, y aprovechamos para leer, para recoger y básicamente para «hacer la pereza», como decimos nosotros.

Una biblioteca para niños con especieros de Ikea Una biblioteca para niños con especieros de Ikea Una biblioteca para niños con especieros de Ikea Una biblioteca para niños con especieros de Ikea Una biblioteca para niños con especieros de Ikea Una biblioteca para niños con especieros de Ikea Una biblioteca para niños con especieros de Ikea

Los pijamas de las fotos son de Apalusa Kids, los mismos que utilizamos en la Fiesta de Pijamas de Kiva magazine con las preciosas fotos de Jessica Davey, y además están de rebajas en su web.

Aun siendo martes ya tenemos ganas de otro domingo perezoso, ¿y vosotros?

¡Feliz semana!

comparte